Productos de Grifols en el sur de Sant Cugat del Vallès.ALBERTO GEA (REUTERS)

La estrategia de Grifols para convencer a los inversores empieza a dar frutos. La multinacional catalana de hemoderivados ha desaparecido a estos jóvenes al inicio de la sesión del Ibex 35, y su acción ha llegado a sufrir un 9,77%, ya que, el miércoles, la farmacéutica anuncia un plan de aprehensión de 400 millones anuales que incluye el despido de hasta 2.300 empleados. El mercado ha aplaudido este plan, que llega tras un periodo de crisis en la cotización de Grifols por su elevada deuda. El valor de la acción se ha ido moderando durante el día, hasta que al cierre el incremento con respecto al día anterior se sitúa en un 2,28%, por encima del conjunto del Ibex 35, que ha subido un 0,35%.

Los inversores necesitan una nueva señal de que Grifols avanza en su camino para reducir costes y demostrar su solvencia pesa a la elevada deuda que arrastra, que al término del tercer trimestre de 2022 se sitúa en 9.380,9 millones de euros. Este pasivo, que durante años ha impulsado el gran crecimiento de la farmacéutica en su expansión internacional, especialmente con la adquisición de centros y de empresas en Estados Unidos y Europa, fue un lastre cuando llegó la pandemia: ante las dificultades para recolectar plasma de sus no fue causa de las restricciones por el covid 19, su actividad y sus ingresos se resintieron, y el mercado tuvo miedo de que en esta nueva circunstancia la empresa no pudiera devolver su deuda. Desde su máximo antes de la pandemia, la acción cayó hasta octubre del año pasado un 76%.

Esta crisis de la cotización llevó a la empresa en octubre a apartar a su presidente no ejecutivo, Víctor Grifols, ya relevarlo con Steven F. Mayer con ejecutivos ejecutivos. Desde entonces la acción ha ido experimentada, con un incremento acumulado del 67%.

El plan de ahorro anunciado tiene como objetivo optimizar los centros de plasma, cerrando los que sean menos productivos, y también las funciones corporativas. El corte de 2.300 empleados, la mayoría en Estados Unidos y un centenario en España, representa el 8% de la plantilla de Grifols. El plan de ahorro, incluidas las compensaciones, tenderá a un coste de 140 millones de euros, un gasto extraordinario que se llevará a cabo en el primer trimestre de este año.

El Comité de empresa de Grifols, donde está CC OO como único sindicato, ha lamentado en un comunicado el anuncio del plan de ahorro. Los trabajadores han acusado a la compañía de pagar con la plantilla la «mala gestión» y de priorizar el beneficio empresarial. “Estamos indignados, el grupo no tiene pérdidas, sino que da beneficios. Seguro que la covid y la guerra de Ucrania han impactado en el negocio, pero no para realizar 2.300 despidos”, ha dicho a Efe el portavoz del Comité.

Sigue toda la información de Economía allá Comerciantes fr Facebook allá Gorjeoo desnudo boletín semanal

Horario Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para escuchar su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *