Ana Laguna empezó como intérprete los llantos de su hijo Durante su baja de maternidad. Por pura afición, tratar de clasificarlos de una catalogación muy básica: hambre, sueño, gas, estrés y apego. «Existen algoritmos que permiten interpretar el canto de las aves e, incluso, comunicarse con los chimpancés. amigos y familia, empezó a darse cuenta de que realmente existen patrones comunes. comenzar que analiza por qué los recién nacidos rompen a llorar y aplica inteligencia artificial y reconocimiento de sonidos para descifrar los mensajes.

Todo empezó cuando expuso su descubrimiento en un encuentro informal donde los emprendedores hablan de sus proyectos personales. “La ponencia tuvo una repercusión mediática increíble. Fue entonces cuando decidí qu’aquello no podía quedarse en un simple pasatiempo”. Unos meses más tarde dejaba su puesto de científico de datos en BBVA para dedicarse al proyecto de forma exclusiva.

Zoundream se funda oficialmente en 2019, coincidiendo con su segundo embarazo. Hola, contó con el apoyo de su actual socio y consejero delegado de la compañía, Roberto Iannone, y la incorporación de Matteo Ingravalle y Paolo Ingratio en la parte técnica. El equipo lo cerró Stavros Ntalampiras, profesor de proceso de audio en Milán que actualmente se desempeña como asesor de la empresa.

La vocación de Laguna por la inteligencia artificial es, en realidad, muy reciente. De hecho, es traductora. “Studié traducción e interpretación porque me encantaba aprender idiomas. Tras dar un giro a mi carrera al poco de terminar los estudios, da la casualidad de que finalmente terminó dedicándome a traducir. Pero no de la forma que esperaba”.

Nuestros clientes potenciales son nuestras empresas tecnológicas y del sector de los dispositivos del Hogar, como Alexa o Google Home. “Desarrollamos tecnología para que esa interpretación sea efectiva. A partir de aquí, el software se puede aplicar a una amplia demanda de dispositivos y herramientas”. Por ahora únicamente su capacidad para transcribir las necesidades de dormitorio, sueño, gas, estrés y apego de los bebés de entre cero y seis meses de vida. Cuando superan el medio año, cuenta Laguna, las necesidades se multiplican y se vulven mucho más difíciles de catalogar. También trabajan con pediatras para tratar patologías posibles. Han recaudado 1,75 millones en varias rondas, y aunque en 2022 no han billurado prácticamente nada —apenas 16.000 euros en una prueba piloto con Catalana Occidente—, esperan empezar este año a tener unos ingresos estables: «En 2024 Zundream ya debería ser un negocio de alquiler .

Sigue toda la información de Economía allá Comerciantes fr Facebook allá Gorjeoo desnudo boletín semanal

Horario Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para escuchar su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *